Lee el reporte de Amnistía Internacional. (AFP)
Lee el reporte de Amnistía Internacional. (AFP)

El gobierno de asesinó en secreto entre 5.000 y 13.000 personas en ahorcamientos en masa en una prisión militar, de acuerdo con .

Las ejecuciones tuvieron lugar en la prisión militar Saydnaya entre 2011 y 2015 en circunstancias que constituyen crímenes contra la humanidad, según la organización que citamos.

Sus conclusiones se basan en entrevistas a 84 personas, entre ex detenidos, guardias de prisiones y abogados, y no hay razón para creer que las ejecuciones se han detenido, advirtió el grupo de derechos humanos.

"Vienen de todos los sectores de la sociedad siria", según el informe.

"Muchos son manifestantes, disidentes políticos desde hace mucho tiempo, defensores de derechos humanos, periodistas, médicos, trabajadores de ayuda humanitaria y estudiantes", se indica.

LOS JUICIOS

De acuerdo con la denuncia, los funcionarios del gobierno sirio arrestan sistemáticamente a civiles, así como el personal militar que se opone al régimen.

Luego se hace un juicio de poco menos de tres minutos y son condenados a muerte, según el reporte. Días antes de la ejecución, los prisioneros son golpeados y torturados.

Los que mueren son transportados en un camión y luego son enterrados en fosas comunes. El proceso es supervisado por funcionarios del gobierno militar, bajo la autoridad del presidente Bashar al-Assad, informó Amnistía Internacional.

Ahora se exige una investigación independiente por parte de la ONU sobre las ejecuciones.