El pasado 28 de abril, el mexicano Gilberto Martínez perdió a toda su familia en un accidente automovilístico. Fue la peor tragedia que le tocó vivir.

Todo ocurrió cuando su esposa Verónica Rachiotto viajaba junto a sus hijos Diego y Mía en su auto por Florida, Estados Unidos. De pronto, su vehículo fue impactado por una camioneta 4x4. Nadie sobrevivió.

La familia tenía planeado viajar a Rusia para ser parte del . Tras la tragedia, Gilberto Martínez y un par de amigos hicieron el viaje.

Según relató Gilberto al diario argentino ‘Clarín’, llegó a Rusia para honrar la memoria de su familia y también por recomendación de su psicóloga.

"Para cerrar el único tema pendiente en una familia hermosa. Cumplir el sueño de los cuatro y el de mi hijo, Diego, que iba a estar en su primer Mundial y en el sexto mío... Fue muy difícil llamar a la aerolínea y a los hoteles y pedir que cambien los nombres de los pasajes y reservas”, contó.

Gilberto respetó todo el itinerario de viaje que planeó con su familia. “No se cambió nada del viaje”. Se trasladaron en tren y no en avión de Moscú a San Petersburgo "porque así lo quería Vero". Compraron entradas para Brasil-Costa Rica de este viernes porque su hijo quería ver a Neymar.

El pasado domingo, Gilberto vio el increíble triunfo de la selección mexicana frente al aún campeón mundial, Alemania. Y fue a ver el partido con las identificaciones (Fan ID) de su esposa y sus hijos colgados en el cuello.

TAGS RELACIONADOS