Jaime Lértora: "Hay frustración, pero no contra la selección"[PODCAST]

"Lo que hemos vivido en el Mundial nos ha tocado a todos".

Esther Vargas
Esther Vargas

El actor Jaime Lértora no es futbolero. No es de esos hinchas apasionados y desmedidos, pero esto de Perú en el Mundial nos ha tocado en lo más hondo a casi todos, incluso a aquellos que siempre hemos visto el fútbol con prudente (y para algunos incomprensible) distancia. En la previa a los partidos de la selección, contagiado por esto de ‘Cómo no te voy a querer’, Lértora se fotografía como el más hincha, y fue natural; hasta lo comentó en broma, quizás porque él mismo se sorprendió con esa sensación de orgullo, de esperanza. Luego pasó lo que ya sabemos, y Lértora reconoce que siente una especie de rabia, no contra los muchachos. Es la frustración de no haber alcanzado lo que tanto esperamos. El conferencista y especialista en temas de comunicación ha visto, conmovido e impresionado, esta pasión por la selección. Se ha dejado llevar por esa euforia y hoy, reflexivo, piensa que el fútbol peruano vive un gran momento. En su voz no hay dramatismo. Hay confianza.

No soy futbolero, la verdad. No es que no me guste el fútbol, pero no soy fanático. Sin embargo, lo que hemos vivido en el Mundial nos ha tocado a todos.

Recuerdo bien México 70. Recuerdo a todos los que estaban en la canción (en referencia a “Perú campeón”). A Roberto Chale, Cubillas, a Ramón Mifflin y al gran Perico León. Estaba todo el mundo en esa canción. Fue un fanatismo increíble. En ese momento, éramos todos hinchas. Recordemos que el cineasta Armando Robles Godoy hizo un cortometraje donde recorre todas las calles de Lima con una cámara subjetiva. (Se refiere a “Vía Satélite: en vivo y en directo” -1973). Transmite perfectamente la pasión del hincha peruano.

El fútbol me parece un deporte espectacular. Lo que te digo puede ser una tontería, pero me deprime la mediocridad en todas sus expresiones y formas. Ver a todos los clubes que juegan con los estadios vacíos me deprime mucho. He seguido las Eliminatorias desde el punto periodístico. Soy una persona a la que le gusta estar enterada. Es bueno saber de todo y el fútbol es parte de ese todo. Me ha marcado el trabajo de este señor Gareca. A veces traen a personas (en referencia al entrenador) como si fueran un ángel de la guarda. Él nos estuvo convenciendo de la importancia de trabajar.

Yo tengo un hijo menor de 35 años y él no ha visto un mundial en su vida. Te imaginas lo que sintió ahora. Este mundial ha hecho que se encuentren varias generaciones que dicen “¡diablos, allí hay un mundial y nosotros somos parte!”. Eso me emociona y me gusta.

Pero también hay su dosis de suerte por el tema de Chile y Bolivia. Esta clasificación y este espíritu ha cambiado a las personas. Hay una actitud ya no conformista.

El fútbol nos puede contagiar cosas buenas, como la puntualidad. Es una cosa de locos que digan que un partido se inicia a las 9:00 y a esa hora suena el pito, y empieza. En paralelo a eso, otras acciones como la pulcritud y la limpieza no son diferentes en países de primer mundo.

Soy de los que se emociona con la emoción de los demás. Soy una persona altamente empática por las alegrías y el dolor ajeno. Soy llorón y cuando vi a estos comentaristas gritando y llorando como locos, también he llorado con ellos. Al ver a mi hijo de 35 años saltando, fue como ver a un niño. Hasta uno de mis nietos se amargó con esta derrota frente a Dinamarca.

Y, bueno, perdimos. Sigo creyendo que es un buen momento del fútbol peruano para toda la sociedad. Me parece que se puede contagiar positivamente para vernos de otra manera. Creo que ayudó a inyectar un poco de autoestima, que, dicho sea de paso, es muy baja. Siempre estamos pensando que los otros son mejores. La gente no está colérica en las calles. Antes (los jugadores) se cansaban al rato. Ahora hemos visto que se entregan con todo.

Y tengo rabia, hay frustración pero no contra ellos. ¡Carajo! Da cólera, pero hay trabajo y equipo. Me han llamado la atención poderosamente Advíncula, Aquino y el portero Gallese. En general, el sentimiento de estos muchachos es inmenso.

TENGA EN CUENTA

- Jaime Lértora es actor de teatro, cine y televisión, conductor de televisión, y consultor en temas de comunicación.

- Es autor de libros como ¡Presenta! Guía para exposiciones efectivas, ¡Responde! Guía para entrevistas ganadoras y ¡Habla! Guía para una comunicación exitosa.

Ir a portada