Con la pelotita parada. está superando temporalmente a en la semifinal de gracias al gol de cabeza de Samuel Umtiti. Courtois no pudo poner las manos a tiempo y los galos abrieron el marcador a los 51 minutos.

La anotación llegó tras el tiro de esquina. El zaguero francés le ganó la posición al mediocampista central Fellaini y no dudó en dirigir la esférica hacia la portería rival.

Con este gol, Francia está pasando a la final del Mundial, aunque aún quedan varios minutos de sobra y emociones por vivirse.