Cuenta saldada: Ricardo Gareca se reivindicó y nos ‘reivindicó’

Semblanza del entrenador argentino que nos metió en un mundial 36 años después de España 82.

Ricardo Gareca

(Getty images)

Cuenta saldada: Ricardo Gareca se reivindicó y nos ‘reivindicó’. (Getty images)

(Getty images)

Juan Novoa

El destino de Ricardo Gareca (59 años) siempre ha estado sellado al del Perú. Si en 1985 un gol suyo nos dejó fuera del Mundial de México 86, el ‘Tigre’ se ‘reivindicó’ anoche, 32 años después, al sellar un viejo anhelo de los peruanos, clasificar al Mundial de Rusia 2018.

Y gracias al ‘Tigre’ o el ‘Flaco’, la bicolor vuelve a meterse en una Copa del Mundo luego de largos –larguísimos– 36 años.

Gareca lo hizo posible a base de mucho trabajo, sacrificio y, sobre todo, haber enmendado un rumbo que parecía condenado a otro fracaso.
Gareca nació en la localidad bonaerense de Tapiales el 10 de febrero de 1958. Tuvo una destacada carrera como delantero, aunque también pudo haber sido mediocampista o arquero, como lo fue en el Juvencia, un club de su barrio.

Ricardo Gareca

Ricardo Gareca. (Mechaín)

Ricardo Gareca. (Mechaín)

Ricardo Gareca. (Mechaín)

Así comenzó todo

El ‘Flaco’, hincha de Vélez Sars-field, comenzó su carrera en Boca Juniors en 1978. Sin embargo, las pocas chances de jugar que tuvo hicieron que fuera prestado al Sarmiento de Junín, para el cual marcó 13 goles en una temporada.

Volvió a Boca ya consolidado y jugó junto con Diego Armando Maradona, Miguel Ángel Brindisi. En el ‘xeneize’ estuvo hasta 1984, marcando 62 goles en 114 partidos.

River Plate aprovechó la crisis económica de los ‘bosteros’ y les lanzó una oferta a Gareca y a Óscar Ruggeri. Ambos buscaron desligarse de Boca aduciendo falta de pagos pero sin éxito. Tan grande fue el problema que Futbolistas Argentinos Agremiados inició una huelga que no se disolvió hasta que ambos concretaran su pase al ‘Millonario’ a inicios de 1985.

Su estancia allí fue breve, pues, a mediados de ese año, fue contratado por el poderosísimo –en aquella época– América de Cali, donde fue ídolo y con el cual ganó dos campeonatos colombianos y disputó tres finales de Copa Libertadores al hilo (1985, 1986 y 1987). Su periplo en tierra cafetera finalizó en 1989, cuando regresa a Argentina para jugar en el equipo de sus amores hasta 1992, marcando 24 tantos en 117 cotejos. En 1993, se va a Independiente, donde convierte 11 goles en 47 encuentros para finalmente colgar los chimpunes a mediados de 1994 tras ganar dos títulos, los únicos que obtuvo con un club de su país. Luego inicia su carrera como entrenador.

Herida en el alma

Fue convocado a la selección argentina por primera vez en 1980, cuando el técnico era César Luis Menotti, aunque no tuvo mucha suerte. Carlos Salvador Bilardo lo volvió a llamar desde 1983 hasta meses antes del Mundial de México 86. Sin embargo, el ‘Narigón’ no lo consideró para la cita mundialista pese a que fue él quien, el 30 de junio de 1985, a los 81’, marcó el gol con el que Argentina igualaba ante Perú 2-2, clasificando a su selección y enviándonos al repechaje, en el que perdimos ante Chile.

Quedar fuera de México 86 fue un dolor muy grande para el ‘Tigre’. “No cumplir expectativas como ir a aquel Mundial me ha provocado mucho dolor”, dijo alguna vez.

Pero, 32 años después, el destino se reivindicó con él y de paso él nos ‘reivindicó’. Gareca y Perú estarán en Rusia 2018, un derecho ganado pulso a pulso y que nadie podrá quitárnoslo, ni a él tampoco. Gracias,
‘Tigre’.

Datos

- Ricardo Gareca reemplazó a Pablo Bengoechea como DT de la bicolor, quien fue destituido del cargo tras la llegada de Edwin Oviedo a la presidencia de la FPF.

- Antes del ‘Tigre’, la federación le había ofrecido el cargo a Marcelo Bielsa y a Reinaldo Rueda, quienes rechazaron la propuesta.

Ir a portada