A tan solo diez minutos del final del primer tiempo, se puso en ventaja frente a gracias a una definición magistral de .

El mediocampista brasileño definió como si fuera un delantero de área chica. Su excelente conquista liberó las tensiones del banquillo y creó miedo en el equipo rival.

A los 35' del primer tiempo, , una de las estrellas de Brasil, envió un pase largo a las espaldas de los defensas de Serbia para que Paulinho levantara sutilmente la pelota por encima del guardameta Stojkovic.

Brasil tuvo un inicio regular en el : igualó 1-1 con Suiza y dejó una mejor imagen en la victoria 2-0 sobre Costa Rica. Frente a Serbia finaliza su participación en fase de grupos.