Mujer.21: María Elisabet Palacios, inspirando vidas

La educadora señala que el docente debe ser un ente inspirador para generar el hábito de la lectura en el alumno.

Mujer.21

Mujer.21: María Elisabet Palacios, inspirando vidas. (Perú21)

Mujer.21: María Elisabet Palacios, inspirando vidas. (Perú21)

Perú21

Liz Saldaña

“En el Perú, hay miles de profesores que tienen el potencial de cambiar la educación”, nos dice, a través del hilo telefónico, la profesora María Elisabet Palacios Almendro , y sin duda ella pertenece a ese selecto grupo de maestros.

Elisabet trabaja en el colegio privado María Montessori de Piura; su objetivo primordial es crear el hábito lector entre sus alumnos y el año pasado demostró que ni el fenómeno El Niño costero pudo detenerla para alcanzar tal fin.

Junto a un grupo de profesores creó un blog para enviar tareas a los alumnos a casa debido a que las clases estaban suspendidas por los estragos que causó este evento climático. Ella, con mucha creatividad, colgó en el blog todo su plan lector, subió videos y creó una cuenta en Facebook y otra en Instagram para incentivar la participación de los escolares, y lo logró.

“Los alumnos estaban contentos porque tenían acceso a sus clases desde el celular. Como ellos están sumergidos en este mundo del Internet, les gustó más este sistema de enseñanza. Y al volver al colegio, continuamos trabajando con el blog”, precisó Palacios.

Pese a que el gusto por la lectura se aprende en casa, María asegura que “si allí no se puede”, entonces el docente debe ser un ente inspirador para generar el hábito en el alumno.

“Un solo estudiante puede motivar a otro compañero a leer y esto crea una cadena de educación. En mi caso, yo identifiqué a chicos que son líderes lectores para que motiven a los demás”, y así consiguió el efecto multiplicador que buscaba.

Gracias a que logró insertar con éxito la tecnología en los procesos de educación, a través de su proyecto ‘Leer es crecer’, María ganó el concurso de Innovación Educativa 2017 que realiza cada año la Fundación Telefónica.

Parte del premio fue viajar a Argentina para conocer otras realidades educativas.

“Allá aprendí que los chicos trabajan mucho en base a proyectos. Ellos toman la iniciativa partiendo de sus habilidades, con ello se convierten en personas libres y autónomas en su aprendizaje. También generan habilidades de liderazgo, empatía y espíritu innovador. Acá existen escuelas muy tradicionales”, puntualizó.

María, nacida en Sullana, nos advierte que para fomentar comunidades lectoras se necesita un equipo, una fuerza común que va desde los padres hasta los políticos. “Esto es un problema de Estado, por eso debemos sumar fuerzas”, recalcó la educadora, quien dedicará su carrera a conquistar este sueño.

DATOS

- “Las mujeres tenemos el don de sensibilizar al mundo, por eso aspiremos a cambiar la sociedad”, dice Elisabet.

Leer comentarios ( )

Ir a portada