Veraneantes deben proteger su piel de la radiación ultravioleta. (USI)
Veraneantes deben proteger su piel de la radiación ultravioleta. (USI)

La temporada de verano es la época en que los niños están de vacaciones y las familias buscan salir de la rutina para disfrutar la estación. Sin embargo, los paseos a la playa, el parque, la piscina o algún destino turístico implican gastos adicionales que pueden resultar a veces un poco costosos e incluso pueden llegar a sumar un monto que no tenías contemplado. Es por eso que el ABC de la Banca del te da unos consejos para reducir algunos gastos del día a día, para así destinarlos a los fines de semana.

Mis Finanzas
Mis Finanzas

(I) Haz un presupuesto durante este verano. Incluye todos los gastos extra que implica la temporada. Esto te permitirá saber cuánto dinero deberás dejar de utilizar en otras cosas para poder cubrir estos gastos sin afectar tu economía.

(II) Procura no tomar taxis. Al final de la semana te darás cuenta de que suman un monto fuerte. Movilízate en transporte público, monta bicicleta o inclusive aprovecha el sol y camina un poco, esto también beneficiará tu salud.

(III) Lleva lonchera al trabajo. Para que no gastes en almuerzos ni menús, levántate temprano y prepara tu comida. De lo contrario, hazla el día anterior. De esta forma, ahorrarás una buena cantidad que te puede servir para llevar a toda tu familia a almorzar cuando salgan a pasear.

(III) Cuida los gastos ‘hormiga’ que realizas a diario. Puede que no parezca de importancia, pero si los sumas a fin de mes, terminan siendo más grandes de lo que imaginas.

(IV) Ahorra para gastos escolares. Durante el verano no pagarás pensiones, pero recuerda que pronto tendrás que gastar en la matrícula y los útiles escolares de tus hijos. No gastes el dinero que estás ahorrando durante las vacaciones, inviértelo en los gastos escolares de los próximos meses.

TAGS RELACIONADOS