notitle
notitle

Alicce Cabanillasacabanillas@peru21.com

No es una costumbre arraigada en nuestro país, mucho menos para las fechas navideñas, en las que se privilegia el consumo. Sin embargo, esta puede ser la oportunidad para que inicie a sus hijos, sobrinos o familiares en el sano hábito del ahorro.

PARA LOS NIÑOSLa directora del Instituto de Finanzas Personales, Giovanna Prialé, comenta que para los pequeños son excelentes opciones desde una alcancía hasta una con su tarjeta de débito.

"Con la alcancía, el niño aprenderá, de la mano de sus padres, que puede ahorrar para comprarse el regalo deseado a fin de año. Por ejemplo, una tablet o un PlayStation", refiere.

Si ha optado por una cuenta en el sistema financiero, el niño podrá gozar de los intereses que le ofrece el depósito y conocer sobre la seguridad de la cobertura del Fondo de Seguro de Depósito.

De esta forma aprenderán el concepto de la rentabilidad. Eso sí, lo ideal es que busque cuentas de ahorros sin pago de mantenimiento y que identifique cuáles son las que ofrecen las mejores Tasas de Rendimiento Efectivo Anual (TREA), aconseja.

PARA LOS JÓVENESSi recién han empezado la universidad, Prialé sugiere como obsequio un fondo mutuo conservador. Este ayudará a los padres a enseñarles a los hijos adolescentes sobre cómo funcionan las inversiones en el mercado de capitales.

"Aprenderán los conceptos de inversión y riesgo", comenta.

Si se trata de un joven que está terminando sus estudios superiores y ha empezado a trabajar, puede regalarle una tarjeta de crédito con límite para que se familiarice con el concepto de planificación y no se vea tentado a gastar lo que no tiene como ingreso.

PARA LOS PADRES¿Qué podría darles un hijo adulto a sus progenitores?

Prialé sugiere una cuenta de ahorros con su tarjeta de débito o un adicional de una tarjeta de crédito.

"Esto les dará la libertad de darse esos gustos que tal vez no pueden porque cuentan con una pensión de jubilación estricta", indica la experta.

Y si su padre aún no se jubila, podría ayudarlo a mejorar su expectativa de pensión. Marcelo Fort, de AFP Integra, explica que, para ello, el papá o la mamá tiene que abrir este tipo de cuenta para que, así, el hijo pueda depositar.

No hay monto mínimo para empezar ni monto límite de aportes.