notitle
notitle

El día a día de los negocios es agobiante y un poco agitado. Por eso es importante, de cuando en cuando, tomarse un respiro y evaluar cómo van las cosas. Pregúntese si todas las actividades realizadas en su empresa son, realmente, importantes.

Sucede que, a veces, uno se entrampa en cosas que más que ayudar le complican la vida. Por ejemplo, hay negocios donde se obsesionan con usar sistemas digitales muy avanzados para generar las boletas de consumo, pero son tan complejos que nadie los usa.

Y, por el contrario, otras actividades que son muy importantes no llegan a ser realizadas con la debida eficiencia.

LA AYUDAImagine que administra un restaurante que sea reconocido por su sazón gracias a la preparación del chef principal. Él sabrá cuál es el punto exacto de sabor que les gusta a sus clientes y usted le dejará reinar en la cocina, ya que ese no es territorio suyo.

Pero, ¿y si un día su chef se va? Cuando contrate uno nuevo, puede comenzar a escuchar comentarios de sus clientes sobre el cambio del sabor de sus platos. "Ya no es lo mismo", dirán. Podría perder clientela. Por más bueno que su nuevo chef sea, no tendrá la 'receta especial' que esperan sus clientes. Esa receta solamente la conocía su antiguo chef, y cuando él se fue, también se fue 'el secretito' de su éxito.

Usted debe tener sus 'recetas' escritas, de la manera más sencilla posible. De esa forma, cualquier persona capacitada podrá preparar un 'lomo saltado' –nunca igual– pero sí similar.

Lo mismo sucede con otras actividades y otros rubros de negocio. Los procedimientos de toma de pedidos, de conservación de los productos y del cobro en caja serán importantes de tenerlos claros, ya que, si se hacen mal, se afectará la satisfacción de sus clientes. Estimado lector, ¿qué espera para escribir sus recetas?

TAGS RELACIONADOS