Entre el 10% y el 15% de las colocaciones totales del sector inmobiliario corresponden al rubro de vivienda de segundo uso. (US)
Entre el 10% y el 15% de las colocaciones totales del sector inmobiliario corresponden al rubro de vivienda de segundo uso. (US)

La creciente demanda insatisfecha de viviendas generó que los peruanos empiecen a mirar con mayor interés las unidades de segundo uso, un mercado que era completamente incipiente, refiere Guido Valdivia, director del Instituto Invertir.

Además, el reciente anuncio que hizo el Fondo Mivivienda de que empezará a financiar inmuebles usados ha abierto una ventana interesante para concretar adquisiciones.

"Tenga en cuenta que si bien la propiedad que va a comprar es más barata que una nueva, tendrá que invertir en la remodelación de gasfitería, roperos, pisos, entre otros. Ello genera un presupuesto adicional", aconseja.

Otro factor que se debe cuidar es la condición de la vivienda. Un banco puede descartar de plano el desembolso de un crédito si en un peritaje detecta que existe algún riesgo por la antigüedad o el deterioro en el que se encuentra el predio.

La demanda proviene de los segmentos socioecocómicos B, C y D de la población. Las mayores ventas se concentran en los distritos tradicionales como Pueblo Libre, Lince, Jesús María, Magdalena, San Isidro, Miraflores, Chorrillos y Santiago de Surco, sostiene el director del Instituto Invertir.