notitle
notitle

Fabiana Sánchezfsanchez@peru21.com

Un cese laboral o despido es un proceso que implica una carga emocional muy grande, tanto para el empleador como para el empleado que se desvincula de la empresa. La persona encargada de comunicar el cese debe ser muy cuidadosa con el anuncio.

Al respecto, Ernesto Rubio, country manager de , recomienda al empleador entrenarse para comunicar una decisión de este tipo.

"A veces, el comunicador no tiene claro el panorama o no sabe cómo llevarlo a cabo y cae en errores que se trasladan al equipo que queda en la empresa, reflejando una imagen poco profesional que mina el clima laboral", señala.

Habrá que entrenarse en campos como el manejo emocional, la estructura del lenguaje, el mensaje en sí, las preguntas que se generarán, las contingencias legales correspondientes, entre otros.

"Es normal que un empleado se lamente por la pérdida de un empleo, pero es importante que supere la tristeza y empiece a actuar constructivamente", nota.

TÓMESE UN TIEMPOSi está en la lista de personas despedidas de su trabajo, la vicepresidenta de , Rosario Almenara, recomienda tomarse un período de tiempo para autoevaluarse.

"Las personas necesitamos un momento de duelo, que debe durar entre dos y tres semanas, más allá de eso no es bueno para la salud mental", refiere.

En esta autoevaluación determine qué cosa puede haber hecho mal y qué puede cambiar.

Una vez que termina esa etapa, la experta aconseja pensar en el futuro, en sus planes profesionales.

"Es necesario recibir el apoyo de la familia y de consultoras", precisa.