(Perú21)
(Perú21)

José Carlos Reyesjreyes@peru21.com

Si quiere comprar un auto y no cuenta con el efectivo necesario, usted tiene dos opciones: solicitar un crédito vehicular o ingresar a un fondo colectivo.

El presidente de la , Edwin Derteano, refiere que la primera alternativa se aconseja para las personas que requieren la unidad de forma inmediata.

"En promedio se paga una cuota inicial de entre el 15% y el 20% del valor del auto, y las cuotas son hasta en cinco años", apunta.

Sin embargo, anota que esta opción tiene mayores costos respecto de los fondos colectivos.

Según cifras de la , la tasa de costo efectiva anual –intereses y otras comisiones– de un crédito vehicular es de 20% en promedio.

UNA 'JUNTA' PARA EL AUTOPandero, la principal compañía de fondos colectivos, estima que cobra 10%.

Pablo Reátegui, gerente de Pandero, dice que el sobrecosto está formado por 6% de la cuota de inscripción y por 4% de la compra, pues la compañía adquiere el vehículo al precio de lista y no negocia rebajas con la tienda de autos.

Los fondos colectivos son similares a las 'juntas'. Se forman grupos (180 personas en el caso de Pandero) para adquirir un certificado por el valor del auto que desean y que será pagado en 60 cuotas (cinco años).

Cada mes se adjudica uno a través de un sorteo y otros dos mediante remates a favor de los que ofrezcan prepagar la mayor cantidad de cuotas.

"Aquí, los clientes están dispuestos a esperar. En promedio, lo obtienen al cabo de dos años. Es una buena opción para los que buscan un segundo vehículo", subraya Reátegui.

Para ambas opciones de financiamiento, el interesado debe sustentar sus ingresos, y la cuota que pagará no debe superar el 30% de su ingreso al mes.