Campaña escolar: Organizar la compra de los útiles escolares con una debida anticipación, puede contribuir al ahorro. (Fuente: Pixabay Creative Commons)
Campaña escolar: Organizar la compra de los útiles escolares con una debida anticipación, puede contribuir al ahorro. (Fuente: Pixabay Creative Commons)

¿Preocupado por el inicio de la ? Si estas a punto de comenzar a sacar cuentas para comprar los útiles del colegio, revisa esta lista de recomendaciones del ABC de la Banca del BCP.

Según indican, la clave para ahorrar dinero está en planificar los gastos, armar un presupuesto y aprovechar todas las ofertas posibles.

1. La campaña escolar se desarrolla todos los años entre enero y marzo, por lo que se puede prever los gastos que esta implicará con una mayor anticipación. Por ello, crear un plan de ahorro durante los meses anteriores, que logre cubrir los costos de los útiles escolares, será una buena forma de no afectar el bolsillo.

2. Al terminar la campaña escolar de cada año, se puede tomar como base la cifra de lo que se gastó para elaborar un presupuesto para el año siguiente. Así, se podrá establecer mejor el plan de ahorro antes mencionado, y saber cuánto dinero se necesitará para comprar los útiles escolares.

3. No es necesario esperar a enero o febrero para la compra de útiles. Por lo general, existen muchas ofertas durante todo el año, especialmente durante el cierre de cada campaña. También las hay en Internet. Algunos útiles básicos pueden ser comprados bajo esta premisa, y guardarse para el próximo año.

4. Vale la pena averiguar con una mayor anticipación cuáles son los libros, o materiales obligatorios que deberán llevar los escolares. Así se podría conseguirlos en época de mayores descuentos, e incluso, pedirlos prestados a familiares o amigos que los tengan en buenas condiciones.

5. Otra alternativa inteligente para el ahorro, está en juntarse con otros padres de familia para comprar paquetes de útiles básicos al por mayor. Sin importar el grado que vaya a ser cursado por los hijos, existen materiales de escritorio que siempre serán necesarios, como cuadernos, lapiceros, lápices, reglas, colores, etc.

6. Los niños crecen muy rápido, por lo que es mejor comprar uniformes escolares que sean de una talla un poco más grande. Así, se puede evitar la compra de nuevos uniformes a mitad del año. Si se tiene a varios hijos en edad escolar, y sus uniformes se encuentran en buen estado, pueden ser reutilizados por los hijos menores.

7. Buscar las mejores ofertas también podría conllevar a mayores gastos si no se tiene claro qué se necesita comprar. Hay que tener cuidado con dejarse llevarse por los precios bajos, y terminar comprando materiales y útiles absolutamente innecesarios.

8. Los niños en edad escolar tienden a dejarse llevar por la moda y las marcas caras, por lo que en algunos casos reclamarán la compra de productos de un mayor costo a sus padres. Es importante hablar con los hijos sobre este tema, ya que existen productos de buena calidad a un menor precio.

TAGS RELACIONADOS