No podían llegar a sus destinos. Decenas de personas durmieron en el suelo del  del distrito de San Luis luego que se anunciara el cierre temporal de la Carretera Central tras nuevos deslizamientos y huaicos.

Pasajeros de todas las edades descansaron en el estacionamiento del lugar durante la noche, a la espera que las autoridades abran la vía para poder viajar a sus destinos en el centro del Perú.

Como se recuerda, la vía fue cerrada debido a los nuevos deslizamientos y huaicos registrados en las provincias de Huarochirí y Chilca. Las intensas lluvias continúan en la zona.

Los pasajeros denunciaron que debido a estos acontecimientos los pasajes, que normalmente oscilan entre los 25 a 30 soles, llegaron a costar hasta 70 soles.