Wilfredo Zamora: El perfil psicológico de un descuartizador. (Perú21)
Wilfredo Zamora: El perfil psicológico de un descuartizador. (Perú21)

"Con frialdad, indiferencia e indolencia". Así actuó al momento de cercenar los restos del periodista , según lo revela el perfil psicológico elaborado por la Dirincri.

El informe detalla que el estudiante de tercer año de Ingeniería Mecatrónica presentó "altos niveles de planeación e ideación (conciencia psicocriminalística) antes, durante y después de cercenar el cuerpo".

Además, "evidencia conocimientos orientados a distorsionar y ocultar información. Hace uso de sus estrategias manipuladoras a fin de lograr sus objetivos personales", según lo revela el análisis de psicología forense N° 207/2017.

Los especialistas concluyeron que "el examinado presenta frialdad afectiva, es egocéntrico y muestra poca capacidad de empatía, siendo inestable en el control de sus emociones. Sus acciones se orientan a satisfacer sus necesidades de disfrute personal".

También lo describen como una persona "hábil, perspicaz, que actúa con firmeza, convicción y seguridad, guiado por sus propias preferencias aun sabiendo las consecuencias negativas de su actuar".

En cuanto a su comportamiento sexual, la evaluación determinó que Wilfredo Zamora "muestra preferencia por personas de un rango de edad mayor".

Se encontró, también, que "denota conflictos internos no resueltos producto de una niñez y adolescencia caracterizada por abusos de índole sexual. Busca apoyo emocional demandando afecto y atención, siendo proclive a establecer vínculos afectivos de manera ocasional".

Utilizó un somnífero

Según detalló el propio Zamora durante la entrevista psicológica, lo único que le preocupaba era su situación legal. "Estoy en graves problemas, no sé qué es todo esto, no sé qué pasó, de la noche a la mañana todo cambió, me deshumanicé, hice lo peor que se le puede hacer a un ser humano que es descuartizarlo. En ese momento no pensé, no sabía qué hacer con el cadáver, mi única alternativa fue desa-parecerlo, no sabía quién era esta persona, desconocía que él era un personaje mediático y que estaba metido en el periodismo".

Cabe precisar que durante toda la evaluación, el detenido negó haber asesinado a José Yactayo. Si bien en un principio había manifestado que lo estranguló, luego dijo que le dio el somnífero Rivotril, aunque también se contradijo al respecto.

Primero señaló: "Le suministré tres gotas por vaso en tres ocasiones, aprovechando que estaba distraído, por lo cual le di en total 9 gotas". Sin embargo, posteriormente, refirió que le puso tres gotas en una sola oportunidad. Asimismo, sostuvo que falsificó una receta médica para adquirir el fármaco.

Wilfredo Zamora dibujó las armas que usó para descuartizar al periodista José Yactayo [Foto] — Diario Perú21 (@peru21noticias)

Como parte de la evaluación, Wilfredo Zamora dibujó las tres armas que utilizó para cercenar el cuerpo del periodista: dos cuchillos de cocina, uno de ellos tipo serrucho, y un martillo.

DATOS

  • Wilfredo Zamora comenzó a usar el medicamento Rivotril luego de que un psiquiatra se lo recetara para que pudiera dormir. Dijo que un médico amigo también se lo recetó.
  • Tras la muerte de José Yactayo, el detenido comenzó a revisar en Internet otros casos sobre descuartizamientos.

Más información

¿Qué es la gerontofilia? Característica del perfil de Wilfredo Zamora, el descuartizador del periodista José Yactayo — Diario Perú21 (@peru21noticias)