Se elimina la obligación de presentar la prueba molecular o antígeno de COVID-19 para los viajes aéreos al interior del país.  (Foto: Hugo Perez / GEC)
Se elimina la obligación de presentar la prueba molecular o antígeno de COVID-19 para los viajes aéreos al interior del país. (Foto: Hugo Perez / GEC)

Desde el lunes 15 de marzo, el Gobierno dejará de solicitar como requisito para viajar a cualquier destino nacional el resultado negativo de una prueba molecular o antígeno de a fin de reactivar el turismo interno. La medida fue oficializada a través de la , publicada este sábado en el diario El Peruano.

La norma precisa que con esta medida se deroga el artículo 3 de la Resolución Ministerial 043-2021-MTC/01, que disponía la obligación de presentar la prueba molecular o antígeno de COVID-19 para los . De esta manera, con la nueva disposición ya no será necesario mostrar ese análisis médico antes de abordar un vuelo nacional.

Se levanta inmovilización los domingos en Lima Metropolitana, pero autos particulares seguirán prohibidos

Vale indicar que esta medida fue anunciada el último jueves por la titular del Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (Mincetur), Claudia Cornejo. “Para los vuelos nacionales también se va a hacer la suspensión de esta prueba PCR para volver a lo que teníamos antes”, anunció la ministra durante una visita de trabajo a Tumbes.

Gobierno no solicitará prueba molecular para realizar vuelos nacionales
El Gobierno dejará de pedir como requisito para a realizar vuelos nacionales el resultado negativo de una prueba molecular o prueba PCR.

La medida fue dictada tras las mejoras observadas en las cifras de contagios de coronavirus, sobre todo en la ciudad de Lima, que ahora pasó a figurar como una zona de nivel muy alto.

El recordó a todos los pasajeros que el uso de mascarilla y protector facial es obligatorio durante su permanencia en el terminal de los aeropuertos y mientras están en el avión.

La adopción de estas nuevas acciones responden a los cambios en la actual emergencia sanitaria, la cual es evaluada de forma permanente con el objetivo de resguardar la salud de los ciudadanos.