Varios de los 36 trabajadores de las empresas operadoras de Camisea que hoy en el Cusco relataron a las cámaras de televisión la experiencia que significó para ellos estar cinco días en cautiverio en manos de una columna de que lidera el camarada 'Gabriel'.

"No hemos sufrido maltrato, solo, como cualquiera, (hemos sentido) desesperación. Ojalá que nunca vuelva a pasar esto. Fue una pesadilla, sobre todo para familia", indicó uno de los trabajadores casi al borde del llanto.

De los entrevistados, todos coincidieron en señalar que su liberación se produjo a las 4 de la mañana y que tuvieron caminar más de 7 horas antes de ser ubicados. Además, remarcaron que los terroristas los trataron bien.

Uno de ellos reveló que estuvieron en medio de una balacera, ya que un helicóptero de las Fuerzas Armadas comenzó a disparar cuando se encontraban en medio del bosque. Indicó que tres compañeros trataron de escapar.

Otro trabajador indicó que durmieron "en el campo y el monte" y que solo se alimentaban una vez al día, que era usualmente sopa, la que traía los subversivos en baldes.

EVALUACIÓN MÉDICAA través de un comunicado, las empresas Skanska y Construcciones Modulares informaron que sus "colaboradores están siendo atendidos por una brigada de salud" instalada en el aeródromo de Kiteni.

"Reconocemos y agradecemos el compromiso y las acciones desplegadas por el Gobierno, a través de sus Fuerzas Armadas y Policía Nacional y demás autoridades, que han permitido la exitosa liberación de nuestros compañeros", indican las compañías.