Asegura que las exigencias están fuera de los límites constitucionales. (USI)
Asegura que las exigencias están fuera de los límites constitucionales. (USI)

Continúa la tensión entre los trabajadores de y el Gobierno. En la reunión entre los representantes de los 3,500 empleados de la empresa y el ministro de Trabajo, José Villena, no se llegó a un acuerdo por la inviabilidad de las demandas de los primeros.

"La movilización que vino a mi despacho ha pretendido que el Ministerio de Trabajo firme un acta que garantice la estabilidad de los trabajadores y el pago de sus sueldos. Allí tenemos un problema, ya que podríamos llegar a un absurdo, donde cualquier trabajador a quien su empresa no le pague el Estado deba intervenir y garantizar ese pago, y eso no puede ser", dijo Villena a RPP.

"Nos sentamos a hablar con ellos. Es un tema muy delicado, pero las intervenciones del Ministerio tienen sus límites y este es uno no solo legal, sino constitucional: el Estado no puede ser pagador de trabajadores de una empresa", detalló.

En ese sentido, el titular de Trabajo recordó que Doe Run está en , en el que los trabajadores son acreedores y tienen prioridad.

Los trabajadores, luego de presentarle su pliego de reclamos al Mintra, calificaron la reunión como "poco productiva". También aseguraron que si es que, luego de su encuentro con el presidente Ollanta Humala el 24 de este mes, el Estado no les garantiza sus puestos y la continuidad de sus pagos.