Los familiares y amigos de Celia Arrosquipa Quispe (62), quien resultó gravemente herida luego que le cayera encima un poste de alumbrado público en , realizaron un plantón exigiendo justicia y pidiendo ayuda para el costoso tratamiento de la anciana.

El accidente ocurrió hace poco más de una semana, el pasado 25 de abril. La víctima se encontraba vendiendo picarones en el cruce de las avenidas Central y 3 de Octubre cuando un bus de la empresa Sol de Oro, golpeó el poste al realizar una mala maniobra.

Esto provocó la caída del poste, lo que dejó a la anciana con severas fracturas y a punto de perder la pierna derecha. El dinero del SOAT se ha acabado, por lo que la mujer de la tercera edad ha tenido que ser trasladada de una clínica al Hospital María Auxiliadora.

“Pedimos justicia para mi abuelita, ella no se merecía esto. Que se acerque la ministra de la Mujer y nos apoye. Por favor, se lo rogamos”, dijo entre lágrimas Adriana Romero, nieta de la víctima, a la cámaras de RPP TV.

La familia de la anciana denunció que Juan Claudio Huerto, chofer de la unidad de transporte público, tenía varias papeletas en su haber, por lo que no se explican cómo la empresa de transportes lo contrató.

Además, exigieron a la Policía que modifique la denuncia contra el conductor, pues en ella los efectivos habrían indicado que la anciana sufrió lesiones leves y dejaron en libertad al hombre.