(Heiner Aparicio)
(Heiner Aparicio)

Personal del municipio de y del Ministerio Público clausuraron el centro médico San Gabriel, ubicado en la avenida Tingo María 110, pues las condiciones en las que atendía a pacientes no eran las adecuadas.

Ulises de la Cruz, supervisor de dicha comuna, informó a RPP que en el local se encontró un feto en un frasco y medicamentos vencidos.

La propietaria del centro médico especializado en embarazadas, Gladys Esther García Hurtado, está detenida en la comisaría de la zona.