Un grupo de taxistas se atrincheraron en la intersección de las avenidas San Luis y Arriolla, en , para impedir que el auto de uno de sus colegas sea remolcado por una grúa del .

Gilberd Alata, quien fue intervenido en un operativo, permaneció debajo de su unidad para impedir que el vehiculo de la Municipalidad del distrito se lleve su auto que ya se encontraba enganchado a la grúa. Después de algunos minutos de discusión, los taxistas consiguieron su cometido.

El el registro del SAT demuestra el récord de Alata al volante: suma 26 papeletas, de las cuales 2 son muy graves y 16 graves. Además, su vehículo tiene 2 fotopapeletas.