Rumbo al desafuero. La Subcomisión de Acusaciones Constitucionales aprobó el informe final del , que proponen la destitución de su función en el Congreso y su inhabilitación de cualquier cargo público por un período de cinco años

El castigo implicaría, además de su desafuero como legislador, su salida de la vicepresidencia al quedar inhabilitado. El informe lo acusa de incurrir en el delito de patrocinio ilegal e infracción constitucional, al promover una para tratar intereses particulares.

El informe elaborado por la congresista fue aprobado con siete votos a favor y cinco en contra. De estos últimos, cuatro fueron de legisladores de Gana Perú, y el quinto el de Fernando Andrade, de Alianza Parlamentaria.

El documento aprobado por el grupo encabezado por Víctor Andrés García Belaunde pasará a ser discutido en la Comisión Permanente del Congreso y luego en el Pleno del Legislativo.

Esta sanción terminaría por dejar fuera del Parlamento a Chehade, quien a pedido de la Comisión de Ética por el escándalo de un presunto tráfico de influencias a favor del grupo Wong, en torno al desalojo de la azucarera Andahuasi.