Las versiones en caso Mackenzie

Una menor estadounidense denunció a compañero estudiantil por presunta violación en una fiesta.

Las versiones en caso Mackenzie

Las versiones en caso Mackenzie. (Instagram Mackenzie)

Así se despidió Mackenzie del perú. “Hasta la próxima vez, Lima. Siempre serás mi segundo hogar”. (Instagram Mackenzie)

Redacción PERÚ21
Redacción PERÚ21

Tras nueve meses, el Poder Judicial ha programado para este miércoles la audiencia única. Han transcurrido nueve meses de la denuncia de Mackenzie Severns, una menor de 16 años, quien –en julio del año pasado– llegó al Perú para un intercambio estudiantil. Ella acusó a Vicente Pastor, que cumplió 18 años recientemente, de haberla ultrajado durante una fiesta de cumpleaños que se celebró en una casa de Miraflores.

Desde entonces, la adolescente ha salido en distintos programas de televisión dando su versión sobre lo ocurrido la noche del 13 de julio del año pasado.

El Poder Judicial ha programado para este miércoles la audiencia única en la que verá el caso y se tiene previsto que, siete días después, el magistrado dará su veredicto.

Desde la denuncia han aparecido una serie de versiones, pero también muchas contradicciones que el juez deberá tomar en cuenta al momento de tomar su decisión.

Tal como lo ha contado Mackenzie en distintas entrevistas, aquella noche habría sido drogada por Vicente Pastor, alumno del colegio Markham. Ella dijo que le habían puesto “algo” en el pisco y que luego fue llevada a una habitación. De acuerdo a su versión, Vicente Pastor la desvistió y tras abusar de ella, le puso sus jeans y salió del cuarto. Al respecto, el denunciado (tal como lo señala en la entrevista a continuación) dice, con pruebas médicas, que eso es imposible, él tenía un esguince en el brazo derecho y no podía moverlo pues llevaba puesta una férula.

Según Mackenzie, mientras estaba en la habitación, recibió un chat de su anfitriona (la madre de familia que la cuidaba en Perú). Esta última había llegado a recogerla. Es así que minutos después, bajó del tercer piso donde había estado y se dirigió hasta el vehículo en el que estaba la anfitriona. Esta última también fue interrogada por la Fiscalía y dijo que no había notado nada extraño en la adolescente.

Días después, llegaron los padres de la joven y juntos viajaron a Cusco. Tal es el momento en que Mackenzie le contó a su madre que había sido víctima de una violación sexual.

Regresaron a Lima y denunciaron el hecho 11 días después. Cuando se hicieron las pericias, el examen toxicológico practicado a la joven salió negativo; es decir, no había droga. Similar resultado tuvo el examen médico legal respecto a la presunta violación (el abogado de la menor lo explica más adelante).

En medio del proceso han aparecido distintos chats. Uno de estos revela una conversación de la menor con una amiga en la que ella le cuenta que practicó sexo oral a Vicente. Sin embargo, se molesta muchísimo cuando su amiga le dice que Vicente les ha contado a sus amigos que tuvieron relaciones.

TENGA EN CUENTA

-Mackenzie ha señalado que le contó a su madre lo ocurrido 11 días después, “porque yo estaba preocupada de que estuviera embarazada porque mi periodo se atrasó ocho días”. 

-Asimismo, refirió que un día después del supuesto ataque sexual, acudió a otra fiesta. “La depresión vino después, cuando yo me reencontré con mi familia”, dijo.

- “No iba a decir a nadie que había sido violada hasta que mis padres llegaran y eso fue 11 días después”. Mackenzie Severns en entrevista en Día D.

Ir a portada