A través de una carta abierta que publicó en su , la congresista confirmó que renunció a su militancia del Partido Nacionalista y, por lo tanto, a su condición como integrante de la bancada Gana Perú.

La parlamentaria, cuestionada por azuzar las protestas en contra la minera , asegura que ha tomado esta decisión porque el Ejecutivo ha permitido "una campaña de mentiras" en su contra.

"Constato que mi voz de alerta no ha sido escuchada y que, para serlo, debe sumarse al clamor popular con claridad y transparencia. No he sido yo quien se ha alejado de los principios del partido, no soy yo quien los ha traicionado", escribió Mendoza en su blog personal.

En el texto, en el cual condena "todo tipo de violencia, venga de donde venga", la congresista reitera que las protestas en Espinar "son justas y que se originan de un malestar genuino, no en informes o azuzadores".

El viernes pasado, Humberto Lay confirmó que la Comisión de Ética por haber promovido la violencia en las protestas de Cusco, las cuales han provocado hasta ahora dos muertos y un centenar de heridos.