Mendoza tiene muchas cosas que aclarar en torno a su papel en conflicto en Espinar. (USI)
Mendoza tiene muchas cosas que aclarar en torno a su papel en conflicto en Espinar. (USI)

La congresista dijo que el conflicto en torno a la minera Xstrata en Espinar, que dejó , "no es un problema de informes", al ser consultada en Canal N sobre la denuncia de Perú21, que reveló (Minsa) para azuzar a la población de Espinar contra la minera Xstrata.

Indicó que el informe que remitió a su despacho el Minsa señala que se han encontrado concentraciones de arsénico y mercurio por encima de los límites máximos permisibles y refiere la necesidad de hacer mayores investigaciones para determinar la fuente de esta contaminación.

"Jamás me he referido ni hecho alusión al informe sobre el proyecto minero Quechua (…) Se dice que se trata de un tema de informes, pero no lo es, esto no contribuye a restituir el diálogo en Espinar", anotó Mendoza.

SACA EL CUERPOSin embargo, la legisladora de Gana Perú en Canal N no hizo alusión en ningún momento al oficio que, en febrero pasado, envió al alcalde de Espinar, Óscar Mollohuanca, alertándolo sobre el peligro de muerte que corría la población por la contaminación que generaría el proyecto Xstrata, lo que no era cierto, porque ocultó que la información que le envió el Minsa se refería al proyecto Quechua.

Perú21 trató de comunicarse –sin éxito– con Mendoza o su jefa de prensa durante todo el día, para que aclaren el tenor del citado oficio y por qué, por ejemplo, omitieron el documento de la Dirección Regional de Salud del Cusco, en el cual se aclara que "no se ha realizado ningún estudio de análisis de sangre en las personas que viven en el área de influencia de la actividad minera Xstrata S.A.", y además se señala que el único informe elaborado es del proyecto Quechua.

Asimismo, el estudio dice que "al arsénico y mercurio hallados en orina de la población estudiada se encontró que el 4.8% y el 5.5%, respectivamente, se encuentra dentro de los valores de referencia" y que, por tanto, están por debajo de los límites tolerados por la OMS.

¿Por qué concluyó la nacionalista que la población se encontraba en "peligro de muerte"? Esta es la pregunta que Mendoza hasta ahora no aclara.