Intentó esconder el verdadero negocio bajo la fachada de una simple carretilla de salchipapas, pero la Policía logró descubrirla. Fue así como Sara Roxana Gonzales Arce fue detenida luego de que encontraran sobres con pasta básica de cocaína escondidos entre los ingredientes de comida, que vendía frente de su casa.

Los efectivos intervinieron la vivienda de Gonzales Arce y decomisaron más de 2,100 envoltorios con PBC. Interrogada por la Policía, confesó que sabía el motivo del operativo, pero negó conocer por qué la detuvieron.

Junto a la microcomercializadora de droga también fueron intervenidas otras seis personas: dos de ellas aceptaron ser 'clientes' y una aceptó haber estado en prisión hasta en dos oportunidades.