Vecinos de se mostraron a favor de la colocación de muros en el límite con y la construcción de un parque en el lugar.

Ambas comunas, junto con la Policía Nacional, ya iniciaron un operativo para reconocer la zona de 208 hectáreas y, posteriormente, desalojar a los invasores.

Actualmente, se han identificado unas 340 familias que están ocupando el terreno de manera ilegal y unas 180 chozas, 40 de ellas deshabitadas.

La municipalidad de La Molina planea la construcción en el lugar de un parque ecológico, que funcionaría también como un cerco perimétrico.

La alcaldesa de Villa María del Triunfo, , negó cualquier tipo de enfrentamiento entre las comunas. "La Molina está procediendo de manera legal porque es un terreno que les corresponde para un parque ecológico. Nosotros vamos a pedir el restante del terreno para unirnos a futuro con la Molina. Esto va a ser el pulmón de todo Lima", señaló.