Tello en la oficina de Plasencia en una charla ‘personalizada’. (Diario 16)
Tello en la oficina de Plasencia en una charla ‘personalizada’. (Diario 16)

Sigue la polémica por la contratación de la modelo Vanessa Tello para que dé una charla nutricional al personal de la Autoridad Autónoma del Tren Eléctrico (AATE). En medio de las versiones contradictorias que han surgido en este caso, la popular 'Miss colita' envío una carta a los medios de comunicación en las da su versión, y asegura que fue contratada para dar una asesoría a 60 personas y no a un grupo reducido como finalmente sucedió.

"La agencia de Ingrid Pizarro solicitó una cotización el día 18 de julio del 2012 para brindar una charla acerca de conocimientos básicos de nutrición para su cliente el Consorcio del Tren Eléctrico, esta charla se realizaría el día seis de agosto por la mañana y nos indicaron que se realizaría en el auditorio del mismo establecimiento para 60 personas (…) Nunca se dijo que sería solo para el grupo reducido de personas para la que al final fue hecha la charla", indicó.

La modelo indicó que esa charla la dio en su calidad de estudiante de nutrición y no como nutricionista colegiada. "Jamás me tomaría títulos que aún no poseo", indicó, al señalar que actualmente cursa su internado en nutrición clínica para completar sus horas de práctica y poder graduarse.

'NO LA CONTRATÉ'En tanto, Oswaldo Plasencia, director de la AATE, negó que Tello haya sido contratada por su despacho, sino por el consorcio encargado de la obra, y que fueron ellos los que ofrecieron gratuitamente el servicio de la sexy modelo.

Sobre la imagen en la que se le ve solo en su oficina con 'Miss Colita', el funcionario indicó que esto se debió a que, previamente, la modelo debía dictar una charla personalizada a fin de conocer el contenido de la asesoría que iba a brindar al personal.

"Yo recibo a varias personas en mi oficina sin ninguna dificultad, mas aún si es del contratista porque hay temas que tratar en general", refirió tras indicar que que estuvo acompañado de su asistenta.

Lo que no queda claro es que por qué, finalmente, la charla no se hizo extensiva a todo el personal como había acordado, según el contrato al que se refiere Tello en la carta que envío a los medios de comunicación.