Uno de los hallazgos es que “parte de las dosis se han retirado indebidamente del centro de investigación (de la UPCH), lo que resulta una violación al protocolo de investigación”. (Foto: El Comercio)
Uno de los hallazgos es que “parte de las dosis se han retirado indebidamente del centro de investigación (de la UPCH), lo que resulta una violación al protocolo de investigación”. (Foto: El Comercio)

Como parte de las investigaciones sobre el uso irregular de las dosis de la en ese entonces candidata a vacuna contra el COVID-19 del laboratorio Sinopharm, caso denominado ‘Vacunagate’, el (INS) informó este martes en la Comisión Especial COVID-19 del Congreso los nuevos hallazgos tras la inspección realizada al centro de investigación de la (UPCH).

La directora ejecutiva de la Oficina Ejecutiva de Investigación (OGITT) del INS, Catherine Hernández Sotomayor, sostuvo que se ejecutaron ocho inspecciones en la UPCH, donde se desarrollan los ensayos clínicos de fase III de la vacuna contra el COVID-19 de Sinopharm. La última fue en relación sobre el caso ‘Vacunagate’.

Se han realizado ocho inspecciones, la octava es la que vamos a desarrollar, se ejecutó el 12 de febrero y se amplió hasta el 19 de febrero del 2021, fue una inspección extraordinaria al centro de estudios clínicos de la UPCH, la cual tuvo como hallazgos una aplicación inadecuada de la dosis de vacunas de Sinopharm de acuerdo con lo establecido a los protocolos del estudio”, señaló la especialista durante su exposición.

MIRA: Vizcarra podría ser inhabilitado hasta por 10 años por el Congreso para ejercer cargos públicos

Este hallazgo se sustenta en que las personas encontradas no formaban parte de los 12 mil voluntarios. Sin embargo, habría recibido cada una de las personas dos dosis de las vacunas de Sinopharm, la primera el 2/10/2020 y la segunda dosis el 29/10/2020”, agregó.

Ante esto, Catherine Hernández señaló que se tuvo que corroborar la aplicación de las 3.200 dosis. En un cuadro explicó que 1.200 fueron derivadas a la embajada China en Perú y de las 2 mil, 1.655 a la UPCH y 345 a la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM).

La especialista sostuvo que de las 1.655 enviadas a la UCPH, 803 quedaron en almacén y 850 fueron aplicadas. Sin embargo, se desconoce el paradero de dos dosis. En tanto, de las 345 enviadas a UNMSM, 118 se quedaron en el almacén de la mencionada casa de estudios y 227 fueron registradas.

Ante esto, ¿qué cosa ha pasado en este ensayo clínico? Lo que hemos visto, en primer lugar, es que se ocultó información sobre el uso de las vacunas señaladas anteriormente. Además que estas fueron administradas a personas ajenas al ensayo con la agravante de aplicarse más de dos dosis”, manifestó.

También añadió que otro de los hallazgos es que “parte de las dosis se han retirado indebidamente del centro de investigación (de la UPCH), lo que resulta una violación al protocolo de investigación”.

Dentro de las conclusiones está que no se ha podido corroborar la certeza de los nombres detallados en el listado entregado por la UPCH ni la función realizada por dichas personas debido a la falta de información o inadecuado sustento.

No se evidencio la existencia del ‘Plan de ampliación de medidas tendientes a evitar el contagio por COVID-19 y la saturación del sistema de salud’ que contemple criterios para la aplicación de vacuna”, sostuvo.

Tampoco se informó la activación del mencionado plan ni información del inicio de vacunación en lo que corresponda a este lote de vacunas, situación que configura ocultamiento de información y registro de vacunación en el Centro de Investigación de la UCPH, liderado por el doctor Germán Málaga”, acotó.

VIDEO RECOMENDADO

La importancia de desinfectar los productos de la casa

TE PUEDE INTERESAR

TAGS RELACIONADOS