La empresa tuvo que pronunciarse debido a los cuestionamientos en las redes sociales. (Twitter)
La empresa tuvo que pronunciarse debido a los cuestionamientos en las redes sociales. (Twitter)

Frente a la ola de críticas por en su local de Larcomar, la explicó que se le impidió el reingreso a Ricardo Apaza, quien estaba vestido a la usanza andina, a la sala de proyección solo porque no presentaba su boleto.

"El cliente ingresó con cuatro acompañantes al UVK Multicines de Larcomar a la función de las 2: 40 PM sin ningún problema y salió al baño en dos ocasiones. En la segunda no pudo reingresar porque coincidió con el hecho que el personal a cargo de la taquilla no se encontraba en su ubicación porque había ido a los servicios", señala el comunicado.

"La persona que lo recibió fue Luz Ubillús, quien le solicitó su ticket o contraseña, y al no contar con ella no lo dejó ingresar a la sala, cumpliendo con los procesos establecidos por la empresa para la verificación y control de la taquilla", indica a modo de defensa.

Ante ello, la cadena indica que se le ofreció disculpas a Ricardo Apaza por el "lamentable malentendido" y por el "mal rato" que se le hizo pasar. Indicó que, a modo de compensación, lo invitaron a ver la película que él eligiera.

"Somos una empresa peruana con 14 años y entre nuestras políticas están la excelencia en la atención al cliente y la inclusión social. Toda persona que paga su entrada tiene derecho a ingresar, si se detecta algún comportamiento irregular se sanciona a los responsables. Condenamos la discriminación en todas sus formas", agrega .