Los familiares de Fiorella Paz, una estudiante del segundo ciclo de Psicología de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos () que se suicidó el domingo, denunciaron que la joven era víctima de maltratos físicos y psicológicos por parte de sus compañeros de facultad.

Aparentemente sumida en una fuerte depresión, la estudiante se quitó la vida ahorcándose en su vivienda de Lince. Sus parientes señalaron que Fiorella era discriminada debido a su forma de vestirse como varón, hecho que ha sido rechazado tajantemente por las autoridades de dicha casa de estudios.

"Ella obviamente se vestía como muchas chicas también con pantalones, casaca, pero no es ese un motivo de expulsión", señaló la licenciada Lupe García, decana de dicha facultad, a ATV Noticias y descartó que se tratara de un caso de bullying. "No tendríamos por qué ocultarlo si así fuera, porque tendríamos que ponernos alerta para combatir radicalmente esa situación", añadió.

En tanto, los compañeros de clase de la víctima salieron al frente de la grave denuncia e indicaron que era una muchacha algo reservada, que evitaba los eventos sociales y que pese que siempre estaba sola, nunca se negaba a hablar con ellos. La investiga el caso mientras que los restos de la joven fueron enterrados en estricto privado.