La muerte del estudiante de la , Erick Arenas Sierra a manos ha llevado a que la casa de estudios tome medidas preventivas. A partir de este año, los alumnos serán sometidos a una evaluación psicológica con el fin de analizar posibles enfermedades de salud mental.

Pero la medida no acaba allí. Según informó la casa de estudios, los alumnos que lo requieran serán derivados a centros especializados del Ministerio de Salud.

El rector Orestes Cachay dijo que los nuevos ingresantes siempre pasan por un examen médico en la Clínica Universitaria, pero ahora se añadirá un test para detectar posibles enfermedades de salud mental, por ejemplo una depresión.

"Ahora, como una forma de prevención, vamos a masificar esos exámenes psicológicos desde los ingresantes", refirió al indicar que cada año hay 5,800 nuevos estudiantes en la San Marcos.

El nuevo examen evaluará la parte psicológica, social, la capacidad de interacción del alumno con sus compañeros, la capacidad de trabajar en grupo, entre otros aspectos. El examen médico incluye prueba de sangre, colesterol, peso, entre otros.

"Si encontramos algún caso que amerita una consejería o atención especializada, lo derivaremos al Minsa o a EsSalud, dependiendo, porque esto debe ser trabajado con distintos estamentos del Estado y de manera preventiva", dijo.

El rector señaló que la casa  de estudios dará facilidades a los alumnos para llevar tratamiento siempre que exista un documento médico que lo  respaldes. Incluso, se podrían suspender los estudios.

TAGS RELACIONADOS