Sigue actualizado en nuestra APP

UIGV suspenden admisión en 8 carreras y denuncian despidos colectivos

La  Universidad Inca Garcilaso de la Vega detalló que dichas acciones y otras aún por implementar forman parte de su plan de adecuación para garantizar su sostenibilidad financiera ante la Sunedu.

UIGV

La universidad toma estas medidas luego de tres años de solicitar su licenciamiento. (Foto: GEC)

La universidad toma estas medidas luego de tres años de solicitar su licenciamiento. (Foto: GEC)

La universidad toma estas medidas luego de tres años de solicitar su licenciamiento. (Foto: GEC)

Redacción PERÚ21
Redacción PERÚ21

Varios trabajadores, alumnos y exempleados de la Universidad Privada Inca Garcilaso de la Vega (UIGV) denunciaron que la institución inició un despido colectivo, además de suspender el proceso de admisión en 8 carreras de pregrado este año y realizar el cambio de locales de las facultades.

Esta semana, la UIGV comenzó con la entrega de cartas de despido a más de 300 trabajadores administrativos y obreros, contratados y estables, señalando que el número de este personal “excedía largamente a los actuales requerimientos del servicio” y “generaba una carga laboral improductiva”, indicó la Oficina de Comunicaciones de la universidad al diario La República.

Sin embargo, el sindicato de trabajadores no docentes asegura que la mayoría de afectados son profesionales, sindicalizados y de edades diversas, que fueron desvinculados de forma "arbitraria" y "sin evaluación".

Otra medida de la universidad será que de los más de 15 locales (administrativos y académicos) solo impartirán clases en 7, ya que el resto será destinado al desarrollo de otros proyectos.

Además, se realizará la suspensión de ocho carreras de pregrado en el proceso de admisión 2019-2, las cuales son Negocios, Comercio exterior, Educación, Turismo y Hotelería, Ingeniería de Sistemas, Ciencias de la Comunicación, Ciencias Económicas y Contabilidad. Según la oficina de admisión, es una decisión interna para "repotenciarlos" y "evitar mayores problemas".

La universidad toma estas medidas luego de tres años de solicitar su licenciamiento. La institución detalló que dichas acciones y otras aún por implementar forman parte de su plan de adecuación para garantizar su sostenibilidad financiera ante la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (Sunedu).

Ante esta situación, parte de la comunidad universitaria del centro educativo exige la salida del rector Luis Cervantes Liñán, así como la recomposición de órganos de gobierno y la intervención de la Sunedu para evitar perjuicios a los estudiantes.

En tanto, la Sunedu visita los locales de la UIGV para recoger evidencias sobre el levantamiento de observaciones.

Ir a portada