Sillustani sigue asombrando con sus secretos. (RPP)
Sillustani sigue asombrando con sus secretos. (RPP)

Un nuevo descubrimiento en el peruano llama la atención: los restos de 44 niños, sacrificados hace aproximadamente 700 años, fueron encontrados por arqueólogos nacionales alrededor de una chullpa del Complejo Arqueológico Sillustani, informó el investigador Eduardo Arisaca.

"Se trata de niños y de bebés de ambos sexos que no sobrepasan los tres años y que fueron sacrificados entre 1,300 y 1,400 años después de Jesucristo", manifestó el arqueólogo.

Agregó que los infantes fueron sepultados en parejas, dentro de cestas funerarias o en vasijas de cerámica, alrededor de la torre funeraria o chullpa llamada Lagarto.

El especialista reveló que todos los niños tienen una piedra de material volcánico sobre sus pechos y, además, están rodeados de ofrendas de animales, restos de comida y objetos cerámicos como cántaros y platos.

CRÁNEOS DEFORMES"Los rostros de los niños están dirigidos hacia el este (por donde sale el Sol) y todos tienen el cráneo alargado por un tratamiento previo que se les daba a los hijos de los nobles", explicó Arisaca, quien indicó que los trabajos en el Complejo Arqueológico Sillustani comenzaron hace unos meses.

Asimismo, resaltó que entre los menores sacrificados hay algunos que presentan anomalías en sus huesos como consecuencia de defectos congénitos o de deformaciones forzadas. Según las primeras investigaciones, los sacrificios de los infantes se habrían producido en un contexto de guerra.

"Ello puede deducirse sin problemas al ver la iconografía de los objetos de cerámica que fueron hallados en los entierros de los niños", manifestó Eduardo Arisaca.

DATO

  • Los restos de los niños forman parte de los vestigios de al menos 200 personas que han sido encontradas hasta el momento sepultadas en torno a la chullpa Lagarto.