La recogieron en una caja y la trasladaron en la compactadora de basura (Alan Benites)

En , obreros de limpieza pública de la Municipalidad de Huanchaco hallaron una momia abandonada en el ingreso al complejo arqueológico Chan Chan.

Los restos óseos, que por el tamaño de sus dientes serían de un adulto, estaban en una caja de cartón que los trabajadores recogieron y colocaron en una compactadora usada para recoger desperdicios en la zona.

El hallazgo ocurrió cuando se dirigían al relleno sanitario para dejar la basura recolectada.

La momia fue llevada a la comisaría de Huanchaco y los agentes sospechan que huaqueros habrían desenterrado los restos del sector intangible del complejo. Además, no descartan que se haya tratado de un robo frustrado.

A la sede policial llegó la directora de Cultura de La Libertad, María Córdova, quien sostuvo que la osamenta pertenecería a un entierro prehispánico.

Agregó que para precisar a qué cultura pertenecería, solicitó a la Dirección Nacional de Museos que mande especialistas a la ciudad de Trujillo. "En todo caso, enviaremos los restos a Lima para los estudios pertinentes", dijo.

El alcalde de Huanchaco, José Ruiz, señaló que ha dispuesto que serenos de su jurisdicción patrullen los alrededores de Chan Chan para proteger el área intangible de huaqueros e invasores.