Giorgio Albertini Baffigo, quien conducía el Subaru que y mató a dos mujeres en , fue trasladado a la sede de la Fiscalía en la Av. Abancay entre los gritos y las agresiones de los familiares de las víctimas.

Esto luego de que pasara casi todo el jueves al interior de la comisaría de Petit Thouars, en cuyas puertas permanecieron en vigilia la esposa y cuñada del taxista cuyo vehículo fue impactado y terminó empotrado contra una pared en el cruce de la avenida José Galvez y la Calle Teodoro Cárdenas. Ambas refirieron que sufrieron agresiones de la Policía que intentaba progeter a Albertini.

Bertha Mamani Vilca y Elsa Lucía Ramírez Chamorro fueron las víctimas fatales producto del choque que ocurrió a las 5:40 a.m.

Según uno de los cuatro pasajeros del taxi, Raúl Jesús Norabuena, el vehículo plomo iba a excesiva velocidad. Testigos también afirman que el conductor del Subaru habría estado ebrio al momento del accidente. La representante del Ministerio de Transportes y Comunicaciones, Gaby Nieto, informó que Albertini, abogado de profesión, se negó a pasar el examen de dosaje etílico.

El chofer del taxi, Wilmer Quispe, quien también fue trasladado a la comisaría, denunció que dos policías intentaron obligarlo a firmar un documento en el que, supuestamente, se negaba a pasar la prueba de alcoholemia.

ANTECEDENTES DEL ABOGADOEsta no es la primera vez que el Albertini tiene problemas con la justicia por su conducta al volante, ya que en su antecedente figura que el 2006 también fue detenido por conducir en estado de ebriedad y desobedecer a la autoridad, por lo que fue condenado a un año de prisión suspendida.

Además, el 2001 recibió una multa por no respetar las señales de tránsito, el 2005 por conducir un auto sin SOAT y el 2006 por manejar y hablar por celular al mismo tiempo.