La Fiscalía comprobó que Isabel Mirella Tello Chanduví (31) , de nueve años, al darle una salvaje golpiza e introducirle un objeto contundente en sus partes íntimas. El lunes último, la menor fue hallada muerta en su casa, en San Miguel.

Por eso, el titular de la Quincuagésima Sétima Fiscalía Provincial Penal de Lima, Jorge Sanz Quiroz, denunció penalmente a la depravada mujer por el delito de parricidio. Hoy fue trasladada hasta la carceleta del Poder Judicial para luego pasar a un penal.

Según los resultados de la necropsia, la niña –de iniciales P.N.C.T.– murió por asfixia y traumatismo múltiple. En su manifestación ante la Policía, Tello Chanduvi confesó que golpeó a la menor porque esta había cometido una travesura. Aseguró que la niña solía autoflagelarse y maltratar a sus hermanos más pequeños.

Sin embargo, otra fue la versión que brindó en el . Contó que la castigó introduciéndole un objeto duro en la vagina y en el ano. Al parecer, se trataría de parte de un palo de escoba. Luego –dijo– la bañó y la dejó abandonada sobre una colchoneta. Es ahí donde la menor sufrió un shock, vomitó y se asfixió al quedar obstruidas sus vías respiratorias.

P.N.C.T. presentaba heridas en los brazos y en las piernas, además de moretones y arañones en la cara y en la cabeza. Sus labios habían sido cosidos con hilo.

PADRASTRO FUE LIBERADODe otro lado, Richard Jonathan Nieto Loza (25), padrastro de la víctima, fue liberado por falta de pruebas en su contra. La lo capturó junto con Tello Chanduvi por, supuestamente, haber violado a la niña. El cuerpo de la menor fue trasladado a Piura, donde será enterrado.