El abogado de la familia Cornejo, Roberto Miranda, destacó la sentencia a que recibieron los delincuentes José Luis Astuhuamán (a) 'Papita' y Freddy Sandonaz (a) 'Gordo Pedro', protagonsitas del en el que la pequeña fue herida de bala y quedó en estado tetrapléjico.

"Es una sentencia ejemplar y drástica, creemos que la ciudadanía puede estar tranquila de tener a dos 'marcas' encerrados de por vida. Se aplicó la sentencia máxima en el Perú, gracias a la sociedad organizada y a los medios de comunicación que informaron de este delito gravísimo", señaló.

Sin embargo, Miranda aclaró que aunque la familia Cornejo está satisfecha con la sanción, el causado a la pequeña no puede repararse de forma alguna. "Si bien la cadena perpetua le cae a los delincuentes, también hay una cadena perpetua de dolor para esta familia, porque Romina no va a poder recuperarse de ese 30% de medula espinal que perdió de por vida", explicó.

En cuanto a Carla Ramos, madre de la menor, dijo que está muy emocionada y que no podía creer la sentencia cuando la vio por televisión. Asimismo, saludó la manera ejemplar en que el Poder judicial() estudió y actuó en este caso, y agregó que el laudo es un mensaje para quienes van en el camino del delito.

Por otro lado, Miranda recordó que durante los 16 meses de proceso debieron afrontar una serie de incidencias, como las contra el juez del caso, Juan Carlos Aranda. "Hubo llamadas, amenazas de muerte, creo que es una victoria para toda la sociedad y creo que es el mensaje del Poder Judicial en este Año Nuevo para disuadir a las bandas de 'marcas' que intentan amedrentar con violencia y delincuencia a la ciudadanía", indicó.

Finalmente, el jurista consideró que se ha sentado un buen precedente en materia legal para futuros casos similares, pues esta modalidad delictiva suele castigarse con penas de hasta 20 o 25 años como máximo.