Reportaje demuestra la facilidad con la que se roban los documentos históricos. (Foto: Cuarto Poder)
Reportaje demuestra la facilidad con la que se roban los documentos históricos. (Foto: Cuarto Poder)

Los documentos históricos que están almacenados en el pueden ser robados con total facilidad, pese al reciente escándalo generado por la sustracción de un manuscrito de 1821 firmado por el libertador José de San Martín.

'Cuarto Poder' tuvo acceso, de manos de un traficante, a un total de 23 documentos que llevan las firmas de Miguel Grau, Andrés Avelino Cáceres y Ramón Castilla.

En el reportaje se señala que el traficante, quien es amenazado por una mafia dedicada al robo y venta del patrimonio histórico, detalló que documentos que llevan las firmas de José de San Martín tienen un valor de 2.000 a 2.500 dólares, los de Simón Bolívar cuestan de 3 a 4 mil dólares y los de Antonio José de Sucre valen de 2.500 a 3 mil dólares.

Remarcó que obtuvo los documentos por intermedio de los trabajadores del Archivo General de la Nación, quienes, según dijo, perpetran estos robos para obtener dinero ante los bajos sueldos que perciben.

El traficante indicó que quienes compran el patrimonio documentario son abogados, empresarios, historiadores, políticos y coleccionistas.

En el informe se hizo hincapié en que los traficantes arrancan el sello de los documentos para que no sean reconocidos por las autoridades como patrimonio y, antes de venderlos en el mercado negro, restauran el daño con la ayuda de especialistas.

El Archivo General de la Nación tiene un terreno en Pueblo Libre, pero se necesita 193 millones de soles para construir un verdadero ambiente de custodia, pero esta entidad posee apenas un presupuesto anual de 8 millones de soles.

Robo,Archivo General de la Nación,Documentos históricos.