Las protestas en diferentes puntos del país se han intensificado tras la en el Congreso. Esta vez, los trabajadores públicos también bloquean varias carreteras.

En (), unos 50 empleados estatales bloquearon el kilómetro 777 de la carretera Panamericana Norte, a la altura del sector Chosica del Norte, como primera muestra de rechazo a la aprobación de la ley Servir.

Los manifestantes quemaron llantas y ramas de árboles en dicha vía, impidiendo la circulación de decenas de unidades que se desplazaban en sentido de norte y sur.

Un panorama similar se registra en , donde los trabajadores públicos bloquean ambos carriles de la avenida Aviación, impidiendo el ingreso de vehículos al aeropuerto Alfredo Rodríguez Ballón y los provenientes del cono norte de la ciudad.

Más de 500 trabajadores colocaron piedras y queman llantas a la altura del óvalo de esta transitada avenida.

En tanto, esta mañana, la vía Los Libertadores, a dos kilómetros de ingreso de la ciudad de , fue bloqueada con piedras por un nutrido grupo de empleados públicos. Sin embargo, horas después la vía fue despejada.

Por otro lado, en el primer día de paro en Juliaca (), manifestantes bloquearon las principales vías de ingreso a la ciudad.