(USI)
(USI)

La tolerancia cero a los choferes que conducen en estado de ebriedad volvió a la agenda del Congreso. El legislador Marco Falconí, de Alianza Parlamentaria, presentó un proyecto de ley para que se modifique el artículo 274 del Código Penal y se sancione con mayor severidad a los irresponsables al volante.

La propuesta plantea que aquel conduzca un vehículo motorizado bajo los efectos del alcohol vayan a prisión por un periodo no menor de un año ni mayor de cuatro años o preste servicios comunitarios de 102 a 204 jornadas y sea inhabilitado para manejar.

Si el infractor trabaja en el servicio público de pasajeros, mercancías o carga, la pena privativa de la libertad será no menor de dos años ni menor de cinco años o que preste servicios comunitarios de 70 a 140 jornadas más la suspensión del brevete.

También plantea una disposición complementaria en la que se establece que el estado de ebriedad del infractor quedará probada si se niega a pasar por la prueba de alcoholemia sin una causa justificada. Según la página web del Congreso, la propuesta se encuentra en la Comisión de Justicia y Derechos Humanos.

El año pasado, el entonces ministro de Transportes, Enrique Cornejo, consideró que el nivel de alcohol permitido en los conductores debía reducirse de 0.5 gramos por litro de sangre a cero, para de quienes se sientan al volante y de terceros.