Tres testigos confirmaron hoy que Miguel Chehade, hermano del vicepresidente , y a su amigo, Miguel León Barandiarán, , donde, supuestamente, le llevaron una resolución sin firma para el desalojo de la azucarera Andahuasi.

Los testimonios fueron escuchados hoy en la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales del Congreso, grupo que investiga a Omar Chehade por presunto tráfico de influencias. El primero en declarar fue el coronel en retiro de la PNP, Gilber Raúl Soto, quien también acudió al Potao aquel día, 7 de octubre, para reunirse con Arteta.

"Los señores insistieron en hablar con el general para entregarle un documento urgente. Dijeron: 'Es una resolución que ya conoce el general y hay que entregársela en la mano'. Lo dijeron unas cuatro o cinco veces a la secretaria. Tenían un sobre manila", contó ante el grupo presidido por .

También declaró el alférez de la Policía Jhonatan Mendoza, quien permitió el ingreso de Miguel Chehade y Barandiarán. Él confirmó que olvidó registrar sus nombres, por lo que fue suspendido. Tras su testimonio, se presentó la secretaria de Arteta, Maritza Quinto, que coincidió en que los implicados insistieron entregar el sobre manila "en las manos" del propio general.