La Municipalidad de prorrogó por 15 días calendario, las licencias de los comercios en la zona en donde se produjo el crimen de Jafet Torrico Jara y Rubén Matamoros Delgado, cuyos cuerpos fueron descuartizados. El doble crimen ocurrió en una habitación del hostal Señor de Sipán.

Según el decreto de alcaldía Nº 011-2019-MDSMP publicado hoy en las normas legales del diario El Peruano, se trata de la suspensión temporal de las licencias de funcionamiento, certificados y autorizaciones (comercio ambulatorio, ampliación de horario y anuncios publicitarios), dentro de la urbanización , zona comprendida entre los límites de las avenidas Tomás Valle, Túpac Amaru, Miguel Ángel y Marco Polo.

En esta zona, establecida en la Ordenanza N° 483, la comuna había iniciado el mes pasado un reordenamiento territorial “a fin de ejecutar acciones de control, evaluación y constatación de condiciones técnicas de funcionamiento, verificación de documentación sustentatoria y aplicación de medidas correctivas a fin de reducir los riesgos y vulnerabilidad existentes”.

La medida se tomó luego de que se conociera que en el hostal Señor de Sipán se registrara el asesinato y posterior descuartizamiento del venezolano Rubén Matamoros Delgado y al peruano Jafet Caleb Torrico Jara, ambos de 24 años.

Los restos de ambos fueron hallados en diferentes puntos de Lima, San Martín de Porres y el Rímac.