Menor falleció el pasado 8 de enero. (Motherboard)
Menor falleció el pasado 8 de enero. (Motherboard)

Una niña de 2 años de sería la persona más joven en ser sometida a la criogenia, con la esperanza de ser resucitada en un futuro, cuando el agresivo cáncer cerebral que la mató tenga cura.

La pequeña se llamaba Matheryn Noavaratpong, quien falleció el pasado 8 de enero por un ependimoblastoma de 11 centímetros, que le fue detectado en abril de 2014 cuando una mañana sus padres – quienes son médicos – no pudieron despertarla.

Matheryn recibió un tratamiento intensivo que incluyó 12 operaciones al cerebro, 20 sesiones de quimioterapia y 20 radiaciones, pero nada logró salvarla. La niña perdió el 80% del lado izquierdo de su cerebro, lo que paralizó el lado derecho de su cuerpo en noviembre de 2014.

Ante estos síntomas, los progenitores de Matheryn se pusieron en contacto con Alcor Life Extension Foundation. "Nos dimos cuenta que era el final, tuvimos que prepararnos para decirle adiós", contó a la página Motherboard el padre de la niña, el doctor Sahatorn Naovaratpong.

"Jugamos con ella y la abrazamos antes de quitarle el soporte vital", agregó Sahatorn Naovaratpong, recordando que el pasado 8 de enero Matheryn fue dada de alta del hospital de Bankgog donde permaneció sus últimos meses de vida y estaba plenamente consciente.

Ahora el cuerpo y el cerebro de Matheryn están congelados por separado en las instalaciones de la compañía Alcor de Arizona (Estados Unidos) a -196ºC en nitrógeno líquido. Ella es la paciente 134 del mencionado centro.

Las células cancerosas y otras células del cuerpo de Matheryn se han mantenido en estudio, ya que la familia Naovaratpong creó una fundación para la concientización e investigación del cáncer genético en niños.

TAGS RELACIONADOS