Una maqueta de torta alarmó a vecinos de Surco esta mañana. (Captura de TV)
Una maqueta de torta alarmó a vecinos de Surco esta mañana. (Captura de TV)

La habitual tranquilidad del distrito limeño de se vio perturbado esta mañana por dos falsas alarmas de bombas, minutos después de conocerse un nuevo hallazgo de una granada en un colegio de Villa El Salvador.

El primer caso se registró en la cuadra 4 de la avenida Próceres, cuando los vecinos hallaron un paquete sospechoso y la preocupación se apoderó de ellos porque cerca funciona un colegio, un blanco recurrente de los extorsionadores.

Personal de la Unidad de Desactivación de Explosivos () hizo detonar esta especie de caja dentro de unas llantas.

Tras el hecho, unos vecinos citados por Canal N indicaron que la noche anterior unos obreros de una compañía de energía eléctrica trabajaron en el lugar y ellos habrían dejado el objeto sospechoso.

Minutos después, la alarma se trasladó a la cuadra 1 de la calle Morropón porque 'una torta' fue abandonada en la calle y los vecinos sospecharon que se trataba de una bomba.

Nuevamente, se creyó que se trataba de un explosivo porque nadie deja una torta en medio de la calle y porque cerca funciona un colegio de educación inicial.

El general PNP ( r) Alberto Jordán, gerente de Seguridad Ciudadana de Surco, precisó que se trataba una maqueta de torta que una vecina dejó en la esquina frente a su casa después de una reunión familiar.

La maqueta de torta fue abandonada a las 9:30 pm. del último jueves y las cámaras de seguridad de la zona lo habían registrado. Antes de esta aclaración, los vecinos ya habían llamado a la Policía.

TAGS RELACIONADOS