Gerson Urrutia Machuca, quien el sábado , junto a la Catedral de Lima, no solo anticipó sus acciones , también lo hizo en un video en YouTube.

"Actúa, ese es nuestro deber, de actuar y morir por nuestro prójimo por Dios", así empieza Urrutia en la publicada en YouTube el 9 de febrero pasado en Huancayo, según cuenta.

"Llegó la hora, quiero que sepas que llegó la hora. A los 30 lo definí, hace un mes cumplí 31 años y empiezo mi labor. Quiero que sepas que lo hago con dicha, con honra al divino (…) Quiero que sepas que jamás he derramado ni voy a derramar una gota de sangre porque eso es malo", indicó el sujeto, quien en una parte de la grabación señala que hace 20 años "fue internado" y en ese momento le dijeron que tenía esquizofrenia.

"Grandes comandantes se ocultaron detrás de esta arma para matar, pisotear (…) Los comandantes son los que tienen el dinero, los que han nacido para matar (…) Sin vergüenzas perros, llegó su hora. Que la gente sepa quiénes son ustedes. Cállenme allí. Entregué mi vida hace mucho tiempo a Dios, por él voy a morir. Quiero que sepas que jamás voy a usar esto (arma) para votar. Esto es mi arma, es para asustar, para arrinconar y hacerme escuchar", refiere.

Finalmente, el hombre detenido por la Policía por retener a un sacerdote y realizar disparos en la mencionada iglesia, señala que su acción, sin detallarla, será conocida gracias a las cámaras de los medios de comunicación.

"Podrán cerrar mi cuerpo, pero no mi mente y mi boca", comentó Urrutia al hablar de la posibilidad de que sea detenido.