Con una cámara de fotos escondida en un maletín de mano cayó Pedro Ángel Pérez Gómez, depravado sexual que se dedicaba a grabar las partes íntimas de decenas de mujeres que visitan el emporio comercial de , en La Victoria.

Según informó 90 Segundos, fue irónicamente una cámara de seguridad la que permitió la captura del sujeto.

Las imágenes muestran a Pérez Gómez ubicarse detrás de una mujer, que hacía cola en una agencia bancaria y subrepticiamente colocar el artefacto debajo del corto vestido de la misma.

Momentos después se aprecia la llegada de efectivos de Serenazgo de la zona, que lo detienen para finalmente, junto con agentes de la Policía Nacional, llevarlo a la comisaría de Apolo.

En la cámara de fotos, que el enfermo sexual usaba como herramienta de trabajo, se encontraron decenas de grabaciones hechas en las tiendas y calles de Gamarra que se presume, iban a ser comercializadas en Internet.