El médico Marco Antonio Bravo Huayhuas (33), principal sospechoso del asesinato del llamado , Roberto Adolfo Ormeño Pacheco (39), no acudió ayer a rendir su manifestación ante los agentes de la Divincri de Miraflores.

El profesional había sido citado para las 9:00 de la mañana. Sin embargo, aseguró que se presentará ante la Policía para rendir su manifestación y dijo que no tiene "nada que ocultar".

"Voy a declarar tal cual le estoy diciendo a ustedes, porque no tengo nada que ocultar, porque estoy diciendo la verdad", dijo el médico cirujano Bravo Huayhuas en una conversación telefónica con la familia de la víctima que difundió América Noticias.

Bravo dijo que fue al departamento que compartía con el diseñador y que, pese a que la luz estaba prendida, nadie le abrió la puerta cuando tocó. "Yo en un momento pensé que se había ido a Arequipa", indicó.

HABÍAN DISCUTIDOComo es público, Bravo Huayhuas se ha convertido para la Policía en el principal sospechoso del crimen debido a la relación sentimental que mantenía con el diseñador y, además, porque fue una de las últimas personas que lo vio con vida en su departamento de Miraflores.

Es más, el médico –quien asistió al velorio en la ciudad de Ica– le contó a la familia de Ormeño que este le había dicho que tenía una nueva relación amorosa. Supuestamente se trataba de un sujeto a quien conoció en una discoteca miraflorina.

También refirió que, tras esta confesión, mantuvieron una airada discusión, por lo que decidió irse del departamento y llevarse algunas de sus pertenencias, entre ellas el televisor que, presuntamente, había sido robado por los criminales.