No son mis hijos porque los embriones no son míos. Los embriones son de ”. Así de contundente fue la enfermera que llevó el embarazo de los mellizos de la pareja chilena, a través del método de útero subrogado o vientre de alquiler.

La mujer señaló ante los detectives de la Dirección de Investigación de Trata de Personas que conoció a los esposos chilenos hace cinco años y que ella se ofreció a llevar el embarazo.

Indicó que, durante la gestación, la pareja siempre estuvo pendiente de ella. “Desde un inicio veían todos los gastos, los controles, los alimentos, los análisis para yo poder tener un buen embarazo. Cuando los bebés empezaron a tener movimientos, ellos se emocionaron”, contó.

Al final de su manifestación, dijo: “Quiero agregar que no soy la madre de los niños... yo hice un acto humanitario”.

No obstante, ni estas declaraciones ni la historia médica de los pacientes fueron tomadas en cuenta por las autoridades, quienes los acusaron del delito de trata de personas. Ellos están en prisión.

En tanto, Jorge Tovar y Mabel Pérez, padres de Jorge Tovar, llegaron ayer al Perú y pidieron que se agilice la prueba de ADN. “Yo le pido al presidente Vizcarra y al señor Piñera (mandatario de Chile), que tienen hijos y nietos, que vean cómo nos encontramos para que se agilicen las averiguaciones y así dar con la verdad”, dijo Mabel Pérez.

Por su parte, el Poder Judicial, a través de su cuenta de Twitter, justificó los 12 meses de prisión preventiva que dictó para la pareja y sostuvo que “se ha resuelto teniendo como norte la prevalencia del principio del interés superior del niño/a”.

DATOS
, abogado de los esposos chilenos, señaló que para hoy está programado que se tomen las muestras para la prueba de ADN a las partes involucradas. Esto para demostrar que Jorge Tovar es padre biológico de los mellizos.

Mabel Pérez, abuela de los bebés, contó que su nuera Rosario Madueño se sometió a un tratamiento para producir leche. Indicó que durante unas semanas estuvo dando de lactar a los mellizos. Los abuelos aún no han podido conocer a sus nietos.